Así y todo no habló de restricciones que sí podrían definirse para otros distritos. Anticipó multas a bares que no cumplan con los protocolos.


Después de una jornada en la que se detectaron 23 nuevos contagios de coronavirus en la provincia de Santa Fe, pero ninguno en Rosario, el intendente Pablo Javkin ponderó que la ciudad “sigue sin circulación comunitaria y eso nos permitirá seguir con las actividades”.

El diagnóstico hecho por el jefe comunal parece por lo tanto no anticipar por ahora ningún retroceso en el nivel de habilitaciones aunque puso el foco en los encuentros familiares y afectivos. “La evaluación de estos 14 días de reuniones sociales es que allí es donde más contagios se dan”, expresó Javkin en declaraciones a Radio 2.

“Estamos entrando en una etapa más compleja. Tenemos una situación que requiere fundamentalmente que si alguien viaja a un lugar con circulación viral, al regresar se aísle“, añadió, en sintonía con lo expresado por el gobernador Omar Perotti sobre los que llegan sobre todo de las provincias donde existe circulación comunitaria del virus como Buenos Aires y Chaco.

Luego el intendente anticipó la posibilidad de establecer sanciones a los bares y restaurantes que no cumplan con los protocolos, tal cual lo declaró Carolina Labayrú, secretaria de Control y Convivencia municipal. “Vamos a aplicar sanciones al que no cumpla. Aspiro a que no haga falta llegar a una clausura”, indicó Javkin sobre las inspecciones que se vienen en los corredores gastronómicos de Pellegrini y Pichincha.




Comentarios