El club emitió un comunicado por la noche luego del fuerte operativo en sus instalaciones del microcentro de la ciudad.


A partir del hallazgo de facturas a nombre de empresas vinculadas al jefe de la barra brava, Rosario Central emitió un comunicado oficial sobre el allanamiento a su sede y aclaró que la entidad es “ajena al proceso”. De esta forma, la entidad aseguró que está a disposición de la Justicia penal para facilitar la investigación sobre los negocios de Andrés Bracamonte.

Horas después del vistoso operativo policial frente al edificio de Mitre al 800, el club publicó el mensaje este lunes para “transmitir tranquilidad a su masa de asociados y simpatizantes“. Por esa vía aseguraron que el personal administrativo puso a disposición del Ministerio Público de la Acusación (MPA) “toda la documental en su poder y materia de la requisitoria”.

El procedimiento tuvo repercusión mucho más allá del mundo canalla y fue noticia nacional a partir de la causa sobre lavado de activos a cargo del fiscal Miguel Moreno. Aunque la institución no dio detalles sobre la relación con las dos firmas contratadas como proveedores de diferentes servicios, precisó que entre los papeles retirados se incluye información de gestiones anteriores para prestar “la más amplia y activa colaboración”.

“Nosotros no tenemos absolutamente nada que ver. Hablé con el presidente (Rodolfo Di Pollina) esta mañana y estamos a disposición”, había explicado la abogada Estela Marelli luego de contactarse con los encargados de la inspección en las instalaciones de la Academia.




Comentarios