La joven es además la madre de la única hija que tuvo la víctima con quien mantenía una disputa por la tenencia.


En segunda instancia la justicia volvió a negarle el pedido de la defensa de Priscila Denoya, la ex pareja de marcos Guenchul e imputada como instigadora del crimen del personal trainer, y deberá seguir en prisión.

La decisión fue firmada por la jueza de cámara Carolina Hernández que dictaminó que se continúe bajo el régimen de prisión preventiva efectiva tal cual se dictó en primera instancia el 19 de diciembre de 2019.

Denoya está sospechada del delitos de homicidio triplemente calificado por el vínculo, por promesa remuneratoria y por el concurso premeditado de dos personas más, perpetrado mediante la utilización de un arma de fuego -en carácter de instigadora-, en grado de consumado, todo ello en concurso ideal.

Priscila Denoya, detenida por el crimen de Marcos Guenchul

El ataque a Guenchul ocurrió el martes 23 de julio de 2019 en Mendoza al 4900. Ese día, Santiago Caio Soso y Maximiliano Panero, ambos imputados y con quienes Denoya al parecer ya tenía un acuerdo previo, esperaron a que la víctima saliera del gimnasio “Progress Fitness” de la mencionada ubicación a las 21.50 aproximadamente.

A retirarse, Panero interceptó a Guenchul antes que tomara el colectivo, lo redujo y lo obligó a doblar por calle Sucre hacia el sur, todo ello mientras Soso se posicionaba con su automóvil por la misma calle.

Se pudo reconstruir que Panero condujo a la víctima 30 metros desde la calle Mendoza, para luego sustraerle la mochila y efectuarle dos disparos de arma de fuego, impactando uno de ellos en zona de la cabeza y ocasionándole el fallecimiento.

Luego de cometido el hecho, hacia las 23.30, Panero y Soso se reunieron con Priscila Denoya, quien les hizo entrega de la suma de dinero acordada previamente.

La audiencia de revisión de la prisión domiciliaria celebrada este viernes fue solicitada por la defensa de la muchacha y como se esperaba la Fiscalía se opuso al pedido.




Comentarios