El intendente Pablo Javkin argumentó que los últimos contagios de coronavirus se produjeron en otras provincias.


Concluida la primera semana de la fase de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, la Municipalidad de Rosario se prepara para tomar nuevas medidas de control para personas que trabajan en otras provincias. De esta manera pretenden ajustar la política sanitaria a partir de los últimos casos de coronavirus detectados la semana anterior.

El intendente Pablo Javkin enfatizó que subsiste la recomendación de evitar salidas fuera del territorio santafesino. Sin embargo, adelantó que van a “intensificar” el trabajo para cuidar a la “gente que está obligada” a realizar ese tipo de movimientos bajo los protocolos vigentes.

El titular del Palacio de los Leones apuntó en particular a extremar la precaución cuando estos viajeros estén en Rosario. A modo de ejemplo mencionó que desalentarán su participación en las actividades permitidas y los eventos sociales habilitados dentro de la ciudad.

En un reportaje con Radio 2, el dirigente del Frente Progresista insistió en la importancia de que todas las personas respeten a rajatabla las medidas de prevención contra el COVID-19. “Cada vez que usarmos barbijo bajo o no respetamos la distancia, corremos un riesgo innecesario“, manifestó respecto de prácticas que se hacen cada vez más frecuentes desde el final de la fase aislamiento a nivel local.




Comentarios