Una abogada denunció este miércoles que su padre fue víctima de una estafa teléfonica y robo en el centro de la ciudad. Con algunos datos personales consiguieron convencerlo para llevarse una gran cantidad de dinero en efectivo y más tarde volvieron a buscarlo para pedirle joyas.

El yerno de la víctima descubrió el engaño cuando fue a buscarlo a su departamento ubicado a metros de la esquina de Dorrego y Mendoza. "Sabés que Sandra me llamó", comentó su suegro con naturalidad. Desde allí tenían previsto irse a celebrar el cumpleaños de la mujer, pero advirtieron que alguien se había hecho pasar por ella para simular una operación bancaria.

"Él estaba convencido de que era yo. Sabían mi nombre y el de mi marido", contó la protagonista luego de comunicarse con Fiscalía y con la policía. Tal como advierten las autoridades ante los casos reiterados, la comunicación se inició a través del teléfono fijo.

Recomendaciones de Fiscalía para evitar estafas telefónicas. (MPA)

La falsa hija le dijo al anciano que necesitaban la plata que tenía guardada para cerrar una operación bancaria en un cajero. Dos hombres fueron hasta la puerta del edificio a bordo de una camioneta gris en dos ocasiones. La primera vez se llevaron 50 mil dólares y más tarde se hicieron de algunas alhajas. Según indicó la hija del estafado, el vehículo fue filmado por cámaras de seguridad que funcionan cerca del inmueble.

En un reportaje con Canal 3, Sandra apuntó que el conductor de la pick up "nunca se bajó". Sin embargo, su papá "identificó perfectamente" a quien se encargó de tener contacto directo con él para pedirle el dinero.