Erica Vanesa Olguín, la mujer que fue golpeada y quemada en Villa Gobernador Gálvez, continuaba este jueves internada en estado grave con asistencia respiratoria mecánica. Los médicos indicaron que las próximas horas serán cruciales debido al ataque por el que detuvieron a su pareja.

La directora del Hospital Provincial, Teresa Ghío, anticipó que "las próximas horas son críticas porque las complicaciones son múltiples". Mientras tanto, el hombre de 40 años que había sido echado de la vivienda de la víctima espera audiencia imputativa por tentativa de femicidio.

Allegados a la mujer de 36 años recordaron que ella ya se había separado de Adrián Bajo​, aunque ambos seguían compartiendo la casa donde se registró la agresión. El acusado tenía ampollas en las manos cuando la policía lo encontró en la casa de un pariente en Rosario, un indicio que coincide con la hipótesis de que le tiró combustible a su ex.

El caso fue denunciado este miércoles a las 13 en un domicilio ubicado sobre Lavalle al 2500 en la ciudad vecina a la Cuna de la Bandera. Una vecina contó que una de las tres hijas de la mujer, de 7 años, fue hasta su casa "llorando y gritando" porque le estaban pegando a su mamá, por lo ella llamó al 911 y corrió hacia el lugar.

La vecina relató que al llegar había otras personas y la escena era terrible. "Ella estaba sentada, toda quemada, tenía sangre en la cabeza, en el rostro y se le caía la piel", recordó. Cuando le preguntó a Bajo qué había hecho, éste respondió: "La quise asustar".