El intendente Alberto Ricci destacó que sólo registraron dos casos de coronavirus con contagio en Rosario.


Mientras Rosario y la capital esperan su turno con la mirada puesta en mantener aplanada la curva de contagio de coronavirus, este jueves empezaron las salidas recreativas en territorio santafesino. En Villa Gobernador Gálvez, la cuarta ciudad santafesina, el tiempo no acompañó para las primeras caminatas, aunque la Municipalidad destacó la baja cantidad de casos confirmados.

El escenario al sur del arroyo Saladillo irónicamente contrastó con las jornadas de sol casi veraniegas del último fin de semana. El intendente Alberto Ricci reconoció que no era “un día apropiado” debido al frío, la amenaza de lluvia y comentó: “Esta mañana prácticamente no había nadie en la calle“.

“Desde el principio tuvimos un movimiento muy fuerte”, recordó el dirigente del Partido Socialista (PS) sobre el impacto inicial de la cuarentena en uno de los principales polos frigoríficos y fabriles de la zona. Aunque allí viven unas 100 mil personas, sólo hubo dos infectadas por COVID-19 y ambas trabajan en el sistema de salud de Rosario.

Ricci insistió en la necesidad de respetar las medidas de prevención como la distancia social, el uso de barbijo y el lavado de manos, más allá de la normativa para los paseos. En un reportaje con LT8, comentó al respecto: “Tanto en la provincia como en la región creo que el cuidado es muy profundo”.




Comentarios