El sacerdote defendió la iniciativa luego bendecir a los fieles que se le acercaban en la calle.


Aunque se mantiene la prohibición de llevar a cabo misa por la pandemia, una parroquia rosarina decidió recurrir a un plan alternativo para celebrar las fiestas patronales y programó recorridas con la imagen de la Virgen durante la cuarentena. Los paseos diarios empezaron el viernes y los responsables se mostraron dispuestos a continuar más allá de las críticas.

“Nos encontramos con una realidad muy hermosa. Muchas fmilias aprovechando el calor, paseando sobre todo por la costanera”, contó el sacerdote Alejandro Gómez a pesar de que no hay autorización de ningún tipo para salidas recreativas en la ciudad ni en el resto de la provincia.

Ante la consulta de Canal 3, el parróco de María Auxiliadora explicó: “La gente gente espontáneamente se fue acercando a la imagen y la hemos rociado con agua bendita“. Al mismo tiempo, admitió que “en algún momento” los fieles se aproximaron “más de lo que debían”.

El sacerdote bendijo a las personas que se acercaron durante su caminata por el centro. (Facebook)

No hemos organizado ninguna procesión. Sí hemos organizado la visita en dos autos: uno que lleva sonido y otro que transporta la imagen”, aseguró el sacerdote a cargo de la iglesia de Presidente Roca y Salta. Si bien descartó cualquier tipo de reunión para la fiesta patronal de este domingo, adelantó que seguirán adelante con las “visitas de la Virgen” tomando “todos los recaudos” para evitar los problemas del último fin de semana.

Madres con sus hijos e hijas salieron a caminar este fin de semana y se cruzaron con el párroco de María Auxiliadora. (Facebook)




Comentarios