Javkin busca que se extremen los protocoles sanitarios en 350 depósitos y 32 centros logísticos que funcionan en la ciudad.


La escalda de casos positivos de covid-19 que se registra en Capital Federal y el Gran Buenos Aires preocupa a las autoridades santafesinas, y al refuerzo de los controles que solicitó el gobernador Omar Perotti en la autopista Rosario-Buenos Aires, el intendente Pablo Javkin ordenó enfocar la mirada en las empresas de transporte de mercadería que precisamente llegan a la ciudad desde la área urbana más poblada del país.

“Tenemos mucho tránsito de mercaderías, no solo con Buenos Aires“, expuso Javkin este enumeró así la cantidad de establecimientos en los que se trabaja con cargas provenientes de otros puntos del país. “Tenemos 350 depósitos de más de mil metros cuadrados y 32 centros logísticos”, compartió.

Según se definió a nivel local, en las últimas horas se notificó a cada una de las empresas que deben cumplir con un estricto protocolo que se basa puntualmente en conocer quiénes manipulan la carga y lograr llegar a ellos para que extremen los cuidados para evitar que el coronavirus se propague.

“El protocolo intenta saber quiénes intervienen en la carga y descarga y quiénes la reciben. Así, en caso de un eventual contagio podemos establecer la trazabilidad del denominado contacto estrecho”, explicó el intendente, en contacto con LT8.




Comentarios