El transportista fue hallado por la policía a más de cien kilómetros de donde dejó abandonado el vehículo.


La búsqueda de paradero de un camionero terminó exponiendo una curiosa maniobra a través de la cual el chofer intentó engañar a la empresa transportista para la que se desempeñaba.

Todo comenzó con una denuncia que hizo la firma propietaria de la flota de camiones que, a partir del rastreo satelital, advirtió que una de sus unidades no registraba movimiento alguno en la localidad de Puerto San Martín.

Se comprobó así que el camión estaba abandonado y se inició una búsqueda de paradero del conductor.

Una investigación de la Fiscalía y de la Unidad Regional XVII permitió finalmente dar con el hombre en cuestión. Estaba en la ciudad de Pergamino y a bordo de una moto premium, situación que inicialmente desconcertó al personal a cargo de la instrucción de la causa.

Luego, se logró comprobó que el chofer se las había arreglado para vender la carga de su camión de forma clandestina y con el efectivo en mano adquirió el rodado y huyó.

La travesura le duró apenas unos días. El Ministerio Público de la Acusación (MPA) intentaba determinar ahora quién adquirió la carga.




Comentarios