La Fiscalía solicitó allanar la zona donde son frecuentes los delitos como el que sufrió el exfutbolista.


Al día siguiente del violento robo que puso en jaque la vida de Tomás Felipe Carlovich​ (74), la policía rosarina demoró a cuatro personas en el marco de un operativo para esclarecer el caso. Mientras el exfutbolista permanecía hospitalizado en grave estado, los uniformados allanaron nueve viviendas cercanas al lugar del hecho.

El procedimiento en Bordabehere al 5000 fue solicitado por la unidad de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación (MPA) pero los primeros datos preliminares no daban cuenta de avances significativos en torno a la pesquisa por fuera de las detenciones. El despliegue comenzó a las 18 y los sospechosos fueron trasladados dos horas y media más tarde.

Fuentes consultadas por Canal 3 precisaron que la intervención arrojó resultado negativo y así apuntaron que el objetivo era recuperar la bicicleta que le arrebataron al “Trinche” cuando cayó al piso y sufrió un fuerte traumatismo de cráneo. Así llegaron hasta un sector de barrio Ludueña ubicado a poco más de una cuadra del cruce de las vías del ferrocarril y Felipe Moré, donde las agresiones con fines de robo son moneda corriente.

El operativo que impulsó el fiscal Fernando Sosa corrió por cuenta de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y apuntó específicamente a un supuesto circuito en el que los rodados sustraídos sobre Córdoba o Santa Fe luego son vendidos.




Comentarios