Daniela acababa de descender cuando el utilitario quedó bajo el tronco. Había denuncias para que retiren el ejemplar.


Sobre llovido, mojado. Así transcurre las horas Daniela, la propietaria de un transporte escolar que, como todo el rubro en general, está parado producto de las medidas de aislamiento. Lo particular de su historia es que este martes acababa de salir del utilitario cuando un árbol en medio de la lluvia se desplomó y aplastó al vehículo.

“Me salvé de milagro”, dijo la mujer ante las cámaras de Canal 3 al relatar lo sucedido en la mañana en Zeballos al 3400, en momentos en que tenía lugar el fuerte aguacero.

El transporte escolar quedó aplastado por el viejo árbol que se vino abajo. (Captura de TV)

“Hasta ayer luchábamos entre todos los transportes viendo cómo llevábamos la comida a casa y hoy acabo de perder mi fuente de sustento“, expresó, desolada, por el doble problema: la parálisis del sector y lo que ocurrió con su vehículo.

El transporte escolar quedó aplastado por el viejo árbol que se vino abajo. (Captura de TV)

Al parecer, los vecinos de la zona ya habían realizado denuncias ante el Municipio ya que el árbol en cuestión estaba podrido en su base y de hecho personal especializado había retirado un ejemplar de la misma cuadra.

La mujer en los últimos días logró trabajar de forma temporal en el supermercado de un familiar. “Ahora no se qué voy a hacer”, expresó.




Comentarios