Le concedieron prisión domiciliaria al represor rosarino Lucio César Nast

El integrante del Servicio de Informaciones fue uno de los acusados en la megacausa Feced. (Andrés Macera)
El integrante del Servicio de Informaciones fue uno de los acusados en la megacausa Feced. (Andrés Macera)

El expolicía conocido como el "Ronco" estaba alojado en el penal de Ezeiza y alegó problemas de salud.

Organismos de derechos humanos repudiaron este fin de semana la orden de arresto domiciliario para Lucio César Nast, condenado a 22 años de prisión por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura. El "Ronco" es le segundo represor rosarino que accede a esta morigeración desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por coronavirus.

El fallo dividido de la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal tomó estado público a última hora del viernes tras la audiencia en la que se revirtió la decisión adoptada el 3 de abril por el Tribunal Oral Federal 2 de la ciudad. A partir de la apelación el defensor Gonzalo Miño, los jueces Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques habilitaron el traslado desde el penal de Ezeiza en medio de la epidemia y argumentaron que el recluso "presenta diversos y complejos problemas de salud". Alejandro Slokar, en cambio, planteó su disidencia a la hora de analizar el caso.

Representantes regionales de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) advirtieron la "notoria ausencia de fundamentos" para permitir que Nast vaya a vivir con su hija y la familia de ella. Por su parte, la grupación Hijos Rosario expresó: "El único lugar para un genocida es la cárcel".

El expolicía de 66 años fue parte del Servicio de Informaciones (SI) durante la última dictadura militar y su situación no es la única que fue tratada en Casación. Frente a la propagación del COVID-19, en esa instancia este mes también se autorizó el arresto domiciliario de Walter Pagano, condenado dos veces a prisión perpetua.

Fotografía: Andrés Macera.