La Agencia de Investigaciones Criminales (AIC) participó en las ultimas horas de un operativo que permitió detener a dos personas que confeccionaban permisos truchos de circulación en pleno aislamiento obligatorio por el coronavirus.

Lo más llamativo del asunto, y que permitió llegar a los sospechosos, es que vendían los certificados a 500 pesos por las redes sociales.

Según se conoció desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) se acordó una "entrega controlada" a partir de que un denunciante pactó reunirse con quien le iba a suministrar el permiso falsificado.

El MPA difundió imágenes de los certificados truchos. (MPA)

En el sitio del encuentro los agentes pudieron a aprehender a uno de los integrantes de la bandas y luego, a partir de un allanamiento en calle Boman al 3000, en la zona sur, se detuvo al otro sospechoso.

En el sitio de la irrupción policial se imprimían los certificados. Según trascendió, allí había varios modelos de documentos falsos que habilitaban la circulación. Existían algunos con membrete de Nación y otros incluso de la ciudad de Buenos Aires.

El MPA difundió imágenes de los certificados truchos. (MPA)

Los apresados en cuestión fueron H.M de 35 años y A.G. de 37 años, ambos domiciliados en calle Boman al 3000, y serían cuñados entre sí.

Los documentos apócrifos contaban incluso con un código QR, que al ser activado, presentaba datos de un rubro exento para poder circular. Dichos datos eran falsos.

Los apresados quedaron a disposición del fiscal de Flagrancia, Mariano Ríos, quien además se despeña en la unidad especial que atiende casos vinculados a la pandemia de coronavirus.