El conductor se enfrentó al delincuente que lo abordó mientras estaba solo en el transporte. El asalto derivó en un choque.


El robo a un chofer del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) en la zona oeste rosarina tuvo un final inusual, ya que el colectivo recorrió media cuadra sin conductor y chocó. La secuencia fue registrada este lunes por las cámaras de seguridad en inmediaciones de una parada de barrio Godoy, donde también se pudo ver el asalto.

El episodio tuvo lugar por la madrugada, cuando un ómnibus de la empresa Movi llegó hasta la parada de Avenida de las Palmeras y Dean Funes. Allí el falso pasajero subió y aprovechó que no había nadie dentro de la unidad para acercarse a la parte delantera. La víctima se resistió e incluso le tiró una patada a través de la cortina protectora colocada por la epidemia de coronavirus, pero en medio de la pelea se bajó.

En los pocos segundos que duró el cruce, el colectivero no alcanzó a detener la marcha del vehículo. De esta manera, el coche siguió desplazándose por Avenida de las Palmeras. De inmediato se pudo ver cómo el delincuente bajaba con algunas pertenencias y el chofer salía corriendo tras él.

Después del robo, una persona en moto pasó por la esquina y se encontró con una situación extraña. El ómnibus avanzaba en el mismo sentido pero nadie manejaba, por lo que cambiaba la dirección y no le permitía esquivarlo. Finalmente la unidad se estrelló unos 50 metros más adelante.




Comentarios