El intendente de Rosario, Pablo Javkin, expuso el difícil presente de las arcas de la administración local en medio de la pandemia.


Se sabe que el impacto de la pandemia de coronavirus en el horizonte económico es hasta difícil de calcular, aunque hay algunos indicios que a esta hora grafican la gravedad del panorama, tal el caso de la recaudación municipal.

No hay moratoria que valga en un escenario donde gran parte de los comercios están cerrados y muchos de los vecinos que deben abonar la Tasa General de Inmuebles (TGI) deben lidiar con un ingreso diezmado.

En lo que respecta a Derecho de Registro e Inspección (DREI), contribución que deben girar a a Municipalidad los comercios el intendente Pablo Javkin fue claro este jueves.

Solo en los rubros que siguen operando la merma en la recaudación supera el 50%”, mencionó el jefe comunal haciendo referencia a los negocios que están exceptuados del parate mercantil.

“Obvio que en los rubros que hemos cerrado la recaudación es cero”, añadió Javkin en Radio 2.

El titular del Palacio de los Leones compartió además que aguarda parte del aporte provincial de mil millones que Perotti distribuirá para municipios y comunas y que estará destinado a atender necesidades vinculadas con la contención del coronavirus.

Respecto de la posibilidad de autorizar el funcionamiento de algunos rubros en particular, Javkin aseguró que “hasta el 13 de abril seremos estrictos” en el mantenimiento de las restricciones.

Control de precios

Ante el anuncio del gobernador Perotti de transferir a los autoridades locales de la potestad para controlar precios en medio de la crisis sanitaria, Javkin indicó que “apenas tengamos esa posibilidad la vamos a ejercer”. El intendente mencionó que se multiplican las denuncias por abuso de precios.




Comentarios