Pusieron a disposición su maquinaria para la confección cuando habitualmente se dedican a otro rubro.


En medio de la emergencia por la expansión del coronavirus, el secretario de Desarrollo Económico y Empleo de Rosario, Sebastián Chale, confirmó que en la ciudad hay dos empresas textiles que se sumaron a la fabricación de barbijos para ser empleados en el sistema de salud pública local.

Se trata de las empresas Sonder y Vandalia, que pusieron a disposición su personal y sus maquinas de corte para la fabricación de barbijos”, indicó en Radio 2 el funcionario, respecto de la distribución que ya empezó a realizarse en los hospitales que dependen de la Secretaría de Salud Pública de Rosario.

“Lo importante es que podamos ser lo más colaborativos posible”, expresó Chale y resaltó también que en la ciudad “existen muchos jóvenes que tienen impresoras 3D y están produciendo mascarillas, aunque necesitamos que a distribución de las mismas de centralice”.

El titular de la cartera de empleo expuso que el plan es centralizar el reparto de los insumos que se donan. “En el caso de las mascarillas, por ejemplo, necesitamos que las mismas puedan ser depositadas en la farmacia de la Secretaría de Salud para que después puedan llegar a los efectores de la ciudad, según las necesidades de cada uno”, manifestó.

Gran repercusión

Chale además destacó el número de donaciones que se hizo a través del portal web de la Municipalidad de Rosario, donde se encuentra el tutorial para realizar transferencias, pero también se evacúan las consultas para colaborar de otras formas que no sean el depósito de dinero. “Hay cientos de interesados y eso es uy bueno”, puntualizó el secretario.




Comentarios