La escena se registró mientras vecinos hacían fila en el local durante el aislamiento obligatorio que rige por decreto.


Esta semana la Municipalidad de Roldán decidió bloquear la mayoría de sus accesos para garantizar el cumplimiento del aislamiento obligatorio que decretó el Gobierno nacional. En medio de estos controles por la epidemia de coronavirus, una vecina se animó a disfrazarse de Darth Vader para ir de compras y resguardar su salud.

Vestida con un traje de neoprene negro, guantes blancos y la máscara del clásico personaje de la saga de Star Wars, la mujer llegó hasta el local para hacer la cola junto a vecinos sorprendidos que la fotografiaron y filmaron. Respetando la distancia recomendada para evitar el contagio de COVID-19, incluso posó para algunos de los que se la cruzaron teléfono en mano.

La apuesta para tomarse con humor las directivas sanitarias en plena cuarentena fue todo un éxito. Desde el lunes, los comentarios y publicaciones se multiplicaron para reconocer la producción con un outfit al que sólo le faltó el calzado, ya que la protagonista salió con sandalias para llenar el changuito.

La clienta disfrazada le arrancó una sonrisa a los empleados y visitantes del comercio. (@paiobono)

La visita en el Supermercado Oroño sobre la Ruta Nacional no pasó desapercibida a pesar de la poca circulación en las calles. Más allá del acting, la clienta hizo su compra y pasó por caja como cualquiera para tratar de hacer más llevaderos los días de encierro.




Comentarios