La exjugadora de hockey y Fernando González compartieron una foto con su hijo a tres meses de su nacimiento.


Mientras su hijo cumple tres meses de vida, Luciana Aymar busca ponerle buena cara al aislamiento y le envió un mensaje optimista a sus seguidores tras la suspensión de los Juegos Olímpicos de Tokio. Al mismo tiempo, se confesó sobre el impacto de la pandemia de coronavirus y dijo que siente “incertidumbre y angustia viendo todo lo que sucede en el mundo”.

“Por suerte la cuarentena nos agarró estando los tres juntos“, destacó este martes la ex campeona mundial de hockey a través de su cuenta de Instagram a la hora de publicar una foto familiar con Fernando González y el pequeño Félix.

A sus 42 años, la rosarina afronta un debut como madre con dificultades imprevistas por el brote de COVID-19. Sin embargo, se mostró feliz de tener a su pareja y a su bebé y manifestó: “Sabemos que estos días son importantes para todos. Es un gran momento para estar unidos en este objetivo en común que tenemos”.

Aymar admitió que tanto ella como el extenista chileno están “ansiosos también por volver” a su casa. Sin embargo, ponderó la emergencia sanitaria y afirmó: “Ojalá podamos combatir este virus para que no se expanda”.




Comentarios