Mariano Carloni recibió la propuesta de un irlandés, que lo invitó en agradecimiento por haberlo ayudado en la Patagonia. Enfrentará temperaturas de -45° y pasará por hielo poco firme.


El rosarino Mariano Carloni no dudó en ayudar al irlandés Delan Mc Evoy que recorría en moto la Patagonia, y como gesto de agradecimiento, el el europeo lo invitó a intentar cruzar en moto y sin ninguna ayuda uno de los lagos congelados más grandes de la Siberia. Será el primer argentino en hacerlo.

El joven rosarino se trasladará de Moscú a Irkutsk, una ciudad ubicada a 4500 kilómetros de la capital rusa, para unirse a seis expedicionarios de diferentes países con los que recorrerán en moto y en pleno invierno siberiano con 35 grados bajo cero la superficie congelada del lago Baikal, según consignó TN.

La historia de Mariano Carloni y Declan Mc Evoy (Mariano Carloni)

Se trata de 750 kilómetros de hielo sobre un lago que tiene una profundidad de 1500 metros, y de concretar la hazaña, será un récord Guinness.

¿Cómo surgió la propuesta? Por Facebook se enteró que Mc Evoy había tenido problemas con su moto en la Patagonia, y él no lo dudó y lo ayudó. Mariano consiguió los repuestos necesarios, compró todo con plata y lo envió al sur argentino.

Los alrededores del lago Baikal. (Emile Alain Ducke for The New York Times)

Ante semejante gesto, el irlandés quiso conocerlo para darle las gracias personalmente, y cervezas de por medio, lo invitó a participar de su travesía. “Le dije que me parecía un viaje increíble, que suponía un gran riesgo, que los que lo hacíane estaban todos locos, y yo un poco también”, dijo el joven riéndose.

“Me dijo que quería un equipo de personas solidarias, en el que todos nos ayudemos, que le faltaba una persona y que eso fue lo que hizo que terminara de decidirse”, agregó. Y así fue como lo sumó a su team.

La historia de Mariano Carloni y Declan Mc Evoy (Mariano Carloni)

El proyecto Baikal, como se denomina la travesía, comienza el 15 de febrero. Además de los seis motociclistas de diferentes países, viajarán nueve personas más, entre ellos, un irlandés que buscará romper el récord en camioneta. Además un equipo buscará registrar de principio a fin el viaje para producir un documental.

Además del frío polar de -45°, el desafío consiste en que el lago aguante el peso de las motos, porque en algunas partes el hielo no es firme. “Hasta el día de hoy nadie cruzó esa distancia en una superficie de hielo congelado”, explicó Carloni.


En esta nota:

Curiosidades Sociedad


Comentarios