El referente de Amsafé Rosario es uno de los que encabeza la protesta este miércoles contra el calendario que estableció Perotti para abonar el salario de diciembre.


En una imagen poco habitual en los primeros días de enero, trabajadores provinciales nucleados en los gremios Amsafé, Siprus y ATE protestaban desde las 10 en la Plaza San Martín, frente a Gobernación, para rechazar el cronograma de pago difundido por la administración de Omar Perotti el 31 de diciembre.

“Hace mucho tiempo que no se protestaba un 2 de enero”, consideró Gustavo Terés, secretario general de Amsafé Rosario, en torno a la organización de la manifestación a partir de la fijación de las fechas de pago del sueldo de diciembre, que excede los cuatro días hábiles que establece la ley.

Hubo un primer cronograma que no era bueno, pero era mejor que este. Después, salió un funcionario a decir que el calendario iba a salir después del debate sobre la emergencia provincial en Diputados, en una clara maniobra extorsiva”, se quejó el gremialista que representa a los docente públicos del departamento Rosario, sobre lo sucedido antes del brindis por el Año Nuevo.

Terés dijo “estar muy preocupado ya que hubo seis meses de transición y todavía faltan designaciones en áreas sensibles en Educación”.

No se han transferido partidas de comedores, no se renovaron contratos de Salud Laboral. Hay una situación caótica hecha para dar la sensación de un escenario catastrófico”, planteó Terés, que sospecha que “el Gobierno está creando el escenario de una paritaria a la baja”.

La protesta que se realizaba en Rosario también se replicaba en la ciudad de Santa Fe.

Amsafé realizó en las útimas horas un reclamo ante el Ministerio de Trabajo a partir de la extensión del cronograma de pago de haberes, situación que a criterio de los gremios infringe la Ley de Contrato de Trabajo.




Comentarios