El exvolante de Rosario Central ya había manifestado que el club francés podía ser el último de su carrera europea.


Después de cuatro años en Francia, Ángel Di María consideró que es “muy difícil” ser futbolista en Argentina y enumeró los problemas que padeció para debutar en la Primera División de Rosario Central en diciembre de 2005. Por entonces sólo tenía 17 años.

“A veces no se tiene el dinero suficiente para poder ir a entrenar, para poder hacer muchas cosas”, manifestó el mediocampista de París Saint-Germain (PSG) en una entrevista concedida a la UEFA.

“Hay muchos jugadores que se quedan en el camino por eso, porque no tienen la posibilidad de poder ir a un entrenamiento o de comprarse botines. Hay muchos que han llegado y otros muy buenos que no han podido lograrlo“, agregó “Fideo”.

A un par de meses de cumplir 32 años, el exvolante canalla describió como “algo único, diferente a todo” ganar la Liga de Campeones de Europa. El jugador que integró el plantel campeón de Real Madrid en la temporada 2013/2014 contribuyó en la décima conquista del equipo merengue, máximo ganador del certamen con 13 conquistas.

No he tenido la suerte de ganar un Mundial; he estado cerca, pero creo que la Champions League es muy especial. Es una competición muy difícil de ganar. He jugado en grandes clubes y, temporada tras temporada, me he dado cuenta de que es muy, muy difícil ganarla. Haber ganado ‘La Décima’, que era tan importante para el Real Madrid en ese momento, fue muy especial para mí y para todo el mundo”, indicó Di María.

El volante rosarino señaló que su llegada al PSG estuvo ligada al deseo de repetir. Al respecto comentó: “El club tiene una gran ambición. Siempre he ganado títulos desde que llegué. He tenido la oportunidad de jugar en todas las competiciones y creo que lo he ganado todo aquí, excepto la Champions League, y esperemos que pueda antes de irme“.




Comentarios