Un juez de Familia de San Lorenzo le quitó la responsabilidad parental a un hombre que nunca pagó la cuota alimentaria de su hija de 6 años y a la que tampoco visita desde que se separó de la madre. La pareja cortó la relación cuando la nena tenía 6 meses y desde entonces el papá no se había hecho cargo.

El magistrado Marcelo Escola otorgó además a la niña el apellido de la mamá, quien la crió y educó en la casa de los abuelos maternos desde que el vínculo con el progenitor se terminó.

El demandado, según el fallo, "jamás" ayudó económicamente a la menor y "nunca mostró interés" por verla. En un reportaje con Radio 10 Rosario, agregó que tuvo la chance de entrevistar a la pequeña en una audiencia y ella manifestó: "Quiero llevar el apellido de mi mami".

En este sentido, Escola consideró que la niña "no se siente identificada" con "alguien a quien jamás conoció" y agregó que sí se da esa relación con la pareja actual de su madre. El juez considera a este último hombre como un "padre afín" e incluso remarcó que habría admitido ponerle su apellido si la nena lo hubiera solicitado.

"Se configura la imagen de un abandono aunque haya quedado al cuidado de la progenitora. Ella inició en su momento un reclamo por alimentos que tampoco se cumplió porque nunca se le pudo acreditar ingresos (al padre) ni se lo pudo ubicar", recordó el juez provincial.

Fotografía: Pregón.