Apelarán a chips y otras medidas para rastrear a quienes reciben los 4.500 tickets que se reparten habitualmente.


Ante la gran cantidad de quejas por la falsificación y reventa después del clásico rosarino, Rosario Central decidió modificar el reparto de entradas de protocolo para los días de partido. El presidente Rodolfo Di Pollina anticipó este jueves que los tickets serán “nominados” para detectar si alguien los entrega a cambio de dinero.

Vamos a hacer un sistema con chips“, confirmó el directivo canalla sobre la iniciativa para resolver un problema se repite cada fin de semana más allá de los incidentes previos al último cruce con Newell’s. Sobre el esquema actual detalló que la Academia distribuye unas 4.500 localidades cada vez que juega de local y que “la mitad de lo que se entrega” es por contratos comerciales.

En diálogo con Radio 2, el titular de la entidad ratificó que el domingo detectaron una gran cantidad de “protocolos truchos” en paralelo con la reventa. Si bien admitió que el cambio “encarece” la logística, decidieron tomar ese camino para “ordenar y bajar el riesgo” a la hora de recibir a los hinchas.

Di Pollina reiteró que la institución tiene previsto resarcir a quienes se quedaron afuera del clásico rosarino a pesar de que habían comprado su entrada antes del encuentro. Sobre el nuevo método para repartir tickets gratuitos, subrayó: “Si alguien los vende, queda expuesto”.




Comentarios