El Presidente inauguró obras urbanas en un pueblo cercano a Rosario como parte de su recorrida por la provincia.


El presidente Mauricio Macri visitó un pueblo cercano a Rosario este miércoles como parte de su recorrida por el sur santafesino. Allí encabezó un acto referido a obras de desagües y volvió a exclamar: “No se inunda más”. La frase marcó el cierre de su encuentro con vecinos a los que les pidió “apostar al futuro”.

Aunque no lo hizo con la vehemencia con la que se expresó durante el cierre de campaña de las primarias en la ciudad de Buenos Aires, el primer mandatario repitió en Álvarez el eslogan con el que defendió su política de inversiones en infraestructura.

Hace 100 años les decían que se tenían que mudar porque se inundaba. Esta obra ahora está muy avanzada y va a permitir que no se inunde más”, afirmó el líder de Cambiemos sobre el proyecto que cuya primera etapa fue licitada este año. Según el Ejecutivo, la intervención permitirá recuperar 2.500 hectáreas productivas en la región a partir del desembolso de más de 180 millones de pesos.

El jefe de Estado saludó a vecinos y recibió una camiseta del Club Sportivo, la cual mostró a la hora de dirigirse a quienes fueron a ver el acto. Allí propuso que “la cultura del poder no sea abusar sino dar explicaciones todos los días” como consigna representativa de su gestión.

Me comprometo a cuidarlos cada día más y seguir trabajando juntos”, anunció Macri como parte del acto oficial que se llevó a cabo después su paso por Oliveros y Pérez.





Comentarios