El titular de los Peones de Taxis le daba uso personal al auto del gremio, fue suspendido por malversación de fondos y está acusado de haber comprado un Porsche y dos embarcaciones con plata sindical.


El titular del Sindicato de Peones de Taxis (SPT), Horacio Boix, tenía su carnet de conducir vencido al momento de chocar contra un patrullero el domingo pasado, cuando conducía el lujosísimo Audi A7 del gremio.

El documento, expedido el 31 de agosto de 2016, había vencido el sábado, un día antes del siniestro vial protagonizado en San Martín y Gaboto. Esto podría complicar la situación procesal de Boix.

El sindicalista tiene varios frentes abiertos, porque además de las consecuencias del choque, debe hacer frente a la suspensión en sus funciones que le decretó el SPT tras una denuncia penal por malversación de fondos.

Es que de acuerdo a la versión del ex tesorero del sindicato, Pedro Bustos, Boix no solo usaba para uso personal el Audi, sino que también habría adquirido un Porsche y dos embarcaciones con plata del gremio.




Comentarios