El atraso salarial que mantiene la dirigencia de Rosario Central con los jugadores y la posterior medida de no concentrar en la previa del encuentro ante Patronato motivó la presencia del titular de Agremiados, Sergio Marchi.

El gremialista llegó este mediodía al predio de Arroyo Seco para compartir un almuerzo con los directivos canallas e informarse acerca de la situación que genera conflicto con los futbolistas.

En el encuentro el presidente Rodolfo Di Pollina presentó toda la documentación correspondiente de los pagos efectuados.

Los dirigentes insistieron en que el dinero estuvo disponible el último viernes tal como habían prometido pero que a algunos jugadores les impactó el depósito y a otros no. La diferencia estuvo en la entidad bancaria, donde hubo algunas demoras propias del banco.

Lo cierto es que tras el encuentro con los directivos, Marchi tenía programado reunirse con los futbolistas para conocer su mirada y encontrar un punto de acuerdo.