Se trata del primer paso para empezar a cumplir la ordenanza que establece un cupo femenino del 50% en la conducción del Transporte Urbano de Pasajeros.


Luego del fuerte reclamo de colectiveras, que obligó al Concejo Municipal a modificar la ordenanza respecto al transporte público de pasajeros, y derivó en una presentación judicial, este viernes se creó el registro de mujeres conductoras.

Fue en el marco de una nueva audiencia por el recurso de amparo presentado para la incorporación de colectiveras al Transporte Urbano de Pasajeros (TUP). Concretamente se exige el cumplimiento de la ordenanza que establece que la mitad de las vacantes que surjan debe ser ocupada por mujeres.

“La empresa estatal Movi mostró buena predisposición en avanzar con el tema, ya que dio a conocer el decreto que reglamenta la creación del registro de mujeres conductoras”, indicó Romina Candia, abogada de las choferes, a la salida de la audiencia.

Para las mujeres se trata del primer paso para adecuar la normativa vigente, por lo que fue celebrado por las presentes.




Comentarios