El Tribunal Oral Federal N° 1 condenó a prisión perpetua a todos los imputados en la causa Guerrieri III, en la que ex militares y ex agentes de inteligencia fueron acusados de delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

La causa analizó las conductas de un grupo de militares y espías civiles que integraron el circuito represivo del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario, bajo cuyo mando operativo estuvieron los centros clandestinos de detención La Intermedia, Quinta de Funes, la escuela Magnasco y La Calamita.

Los represores Pascual Guerrieri, Juan Amelong, Jorge Fariña y Marino Héctor González,  el ex agente de Inteligencia Eduardo Costanzo, así como el personal civil de inteligencia Walter Pagano, Ariel López, Juan Andrés Cabrera y Rodolfo Daniel Isach fueron sentenciados a prisión perpetua en cárceles comunes.

En el juicio, que se inició en octubre pasado, se conocieron los casos de 47 víctimas del terrorismo de Estado de las cuales 24 aún permanecen desaparecidas.

El Tribunal Oral Federal en lo Criminal 1 de Rosario está integrado para este juicio por los jueces José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría.