El titular del famoso bodegón subió a redes sociales una imagen del frente destrozado que asustó a más de un habitué.


Una imagen del frente completamente destrozado del Comedor Balcarce asustó a los habitué del mítico bodegón rosarino. La misma fue difundida por el propio titular del comercio, quien se encargó de contar historia y de aclarar que, afortunadamente, se trata de un fotomontaje.

Fernando Santarelli relató en Facebook que para 1966, a cinco años de la apertura del local, el comedor convivía con la casa de su abuelo Don Secundino, en la que vivían también su papá Eduardo, su hermana y un primo.

Una madrugada de ese año, la familia Santarelli se despertó con un sobresalto y sin la pared de frente. Un taxi que había perdido una rueda, y que apareció a 100 metros del choque, había embestido a un Expreso Alberdi y esta mole se había incrustado en donde minutos antes estaba el ingreso al almacén del barrio y a la casa familiar.

“Mi papá todavía recuerda el olor a humo que soltaba el caño de escape del motor del colectivo que quedó regulando hasta que se fue. Pasaron 65 días hasta que se pudo reconstruir todo y volver a trabajar”, contó Santarelli y pidió a todos aquellos que conocen la historia o que tengan imágenes que aporten a la causa.

Y finalmente tranquilizó a los clientes: “La imagen es una mezcla entre una foto del accidente del año 66 y el frente actual del Comedor”, escribió.






Comentarios