El ministro Maximiliano Pullaro confirmó la captura luego de un trabajo de contrainteligencia en el Gran Buenos Aires.


A casi tres semanas del escape de nueve presos en la autopista Rosario-Santa Fe, la Policía de Investigaciones (PDI) logró recapturar a dos de cinco reclusos que continuaban prófugos de la Justicia. Las autoridades confirmaron que el operativo se llevó a cabo este martes a la noche en territorio bonaerense.

El avance en la búsqueda fue anunciado a primera hora del día después por el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, quien confirmó el resultado de la pesquisa que contó con apoyo de la Policía Federal. El funcionario santafesino destacó que la tarea estuvo a cargo de la División de Contrainteligencia de las fuerzas provinciales en el Gran Buenos Aires.

El ex diputado provincial subrayó que el despliegue requirió “una acción compleja” e “implicó una tarea de seguimiento de muchos días, con infiltrados y reportes continuos a fin de determinar el momento de las detenciones”.

Pullaro confirmó que los detenidos son Alfredo Rojas y Carlos D’Angelo, uno de los condenados por el homicidio del joyero Edgardo Giménez en Granadero Baigorria. Ambos tenían en su poder pistolas robadas a sus custodios en el momento en que lograron salir a la ruta mientras los llevaban hacia la cárcel de Coronda.

Además de las medidas en curso para arrestar a los tres internos que siguen evadidos, la oscura huida registrada a principios de mes a la altura de Granadero Baigorria puso la lupa sobre una decena de agentes penitenciarios a cargo del traslado de rutina que se hizo ese día. Cuatro de ellos fueron imputados en libertad la semana pasada por facilitar la fuga y otros seis esperaban la citación correspondiente a la misma causa.

Las fuerzas provinciales consiguieron dar con tres de los prófugos en las primeras 48 horas de la investigación que inició el fiscal de Flagrancia Marcelo Maximino. Un cuarto recluso fue identificado en la zona sudoeste de Rosario una semana después.




Comentarios