Exigieron que en el cuerpo legislativo local se traten varias iniciativas para "no recaer siempre sobre el bolsillo de los rosarinos". 


En medio de la amenaza de un paro nocturno, los taxistas fueron este jueves al Concejo Municipal para tratar el aumento en la tarifa pero finalmente el despacho de comisión no prosperó y se dispuso un nuevo cuarto intermedio hasta el lunes. Tras la reunión, desde Cambiemos señalaron que no están dispuestos a discutir un incremento y que pretenden que se trate una reducción de costos en el servicio.

“La discusión sobre el sistema de taxis es más amplia y no se trata sólo de aumentar la tarifa como nos tienen acostumbrados desde la Municipalidad”, sostuvo la edil Renata Ghilotti. Y agregó: “Es hora de que nos permitan avanzar en medidas para reducir los costos y terminar con esto de recaer siempre sobre el bolsillo de los rosarinos”.

La concejala recordó que en el Palacio Vasallo hay varios proyectos para intentar mitigar el costo del servicio de taxis y reducir los aumentos de tarifa solicitados por el sector. Uno de ellos tiene que ver con “la creación de un fondo compensador especifico para el sostenimiento del sistema a partir de los impuestos que hoy en día abonan los propios taxistas”.

La edil también propuso exenciones sobre el pago de patente única a los vehículos del transporte urbano de pasajeros y a los servicios de transporte público de automóviles de alquiler con taxímetro, además de programas desde el Banco Municipal para financiar créditos blandos para la renovación de unidades.

“Algunos dirigentes deberían ser más prudentes, porque con aumentos de esta magnitud estamos espantando a los pasajeros y eso puede afectar directamente a las propias familias de los taxistas”, finalizó.




Comentarios