Una nueva polémica está en puerta luego del megaoperativo que permitió detener a los integrantes de la banda que organizaba balaceras sobre dependencias judiciales y domicilios de magistrados y sus familiares, y que se comprobó estaba comandada desde la cárcel por Ariel Máximo "Guille" Cantero, quien fuera uno de los líderes de Los Monos.

Es que al momento de describir los detalles del procedimiento, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, este jueves reconoció que desde su cartera tenían conocimiento de que en la celda de "Guille" Cantero había teléfonos celulares. La funcionaria sostuvo además que "fue una estrategía" la idea de no quitarle los dispositivos al detenido para comprobar los contactos que mantenía con aquellos que ejecutaban los disparos para generar intimidaciones hacia el Poder Judicial.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich dio detalles de los 40 allanamientos que posibilitaron desarticular la banda dedicada a las balaceras contra el Poder Judicial. (Twitter)

Pero Bullrich fue aún más lejos y mencionó que la idea de dejarle a Cantero los celulares "fue consensuada con el ministro Pullaro y el Servicio Penitenciario".

Lo cierto es que transcurrido el operativo, este viernes el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, negó tener conocimiento de que "Guille" Cantero contaba con acceso a celulares en las dependencias del Servicio Penitenciario Federal donde está recluido.

"Bajo ningún concepto tenía conocimiento", aseguró el funcionario de Lifschitz, en contacto con Radio 2 y añadió que "en persona fui hablar con la ministra para que podamos tener mayores condiciones de seguridad para los miembras de esta organización criminal", aclaró el funcionario en relación a los miembros de Los Monos detenidos.

Bullrich manifestó que recién el jueves se allanó la celda de Cantero y se le secuestraron tres teléfonos móviles. “Si la cárcel depende mi yo meto 50 agentes en la celda para controlar a un preso peligroso”, insistió Pullaro, criticando la decisión que de la ministra de Seguridad de Macri.