La cuarentena afecta la vida de grandes y chicos, pero son los niños los que demuestran una increíble capacidad de adaptación a los cambios provocados por la pandemia.


Sabe Dios cuántas marcas quedarán en quienes hoy son niños y tienen que estar “presos”, sin terminar de comprender por qué de pronto no pueden volver a salir a jugar, por qué la bicicleta duerme en el garage, por qué la pelota dejó de compartirse con los amigos de la cuadra y ya no es divertida, por qué tienen que comunicarse por videollamada o free fire, por qué… tantos por qué que los grandes callamos con un: “Es para cuidarte, afuera está el virus”.

Saben más del coronavirus que de cualquier otra cosa en sus cortas vidas, y se adaptan, nos dan la lección todos los días. Se cansan, se enojan, pero al segundo están sonriendo de nuevo, poniéndoles ganas, contando los dias que llevan y también los que faltan.

Los entusiasman las noticias de otros lugares, donde la cuarentena ya permite salir, juntarse, ver a los abuelos y jugar con amigos. Y no pierden la esperanza, y juntan fuerzas de no se dónde y ahí están, dando pelea todos los días, sin comprender mucho pero confiando completamente en quienes les aseguramos que es necesario hacer este esfuerzo.

Los niños tienen un 10 en cumplimiento de la cuarentena, y siguen dando pelea. Asombran, sorprenden, porque a pesar de todo siguen adelante y lo hacen con alegría todos los días.

¡Cuánto tenemos que aprender de ellos!

Motorcitos de la casa que a todo le dan sentido. Ojalá que esto acabe pronto, y que las marcas que deje en sus recuerdos, sean superadas de la misma manera en que lo hacen día a dia.

Gracias por ser la fuerza y empuje que nos hace a los grandes no desfallecer en medio de esta pandemia.

#LosNiñosTambienSonHeroes




Comentarios