El domingo 24 por la madrugada, la localidad santacruceña de Caleta Olivia registró un crimen que se llevó la vida de un adolescente. En medio de una juntada de amigos, un joven de 19 años apuñaló a dos de ellos y un menor resultó asesinado.

El ataque se desarrolló en el barrio Alto Jardín cuando el dueño de la casa, identificado como Ramiro Vilches, invitó a otras tres personas. Una vez que los cuatro se encontraban en la habitación del propietario, se desató una pelea.

Cuando el padre del presunto atacante llegó a la casa, se encontró a una amiga de su hijo en estado de shock, según informó La Opinión Austral. Como pudo, la chica explicó: “Estábamos en la habitación los cuatro y ellos se pusieron a jugar de manos”.

Ramiro Vilches es el principal sospechoso del crimen en Caleta Olivia. Foto: La Opinión Austral

El hombre entonces se dirigió a la escena del crimen y encontró a dos jóvenes heridos e inmediatamente decidió trasladarlos al hospital zonal. El muchacho de 16 años, llamado Nehuen Eduardo Pozo, se encontraba en un estado de salud más frágil debido a dos heridas cortantes en la espalda.

Si bien fue intervenido quirúrgicamente de manera urgente, por su delicado cuadro no pudieron salvarlo y horas más tarde falleció. No obstante, el otro chico de 18 años que fue atacado resultó tener lesiones leves y logró sobrevivir.

En este marco, el sospechoso del crimen fue detenido en su casa y trasladado a la dependencia policial. Una vez allí, secuestraron el cuchillo que utilizó.

Nehuen Pozo tenía 16 años y fue asesinado de dos puñaladas en la habitación de su amigo. Foto: La Opinión Austral

De momento, según informó el portal, se están analizando las cámaras de seguridad que hay en el interior de la vivienda. Asimismo, se está a la espera de la declaración de los jóvenes que atestiguaron el ataque.