La desaparición de una mujer en Santa Cruz desató una investigación que culminó con el hallazgo de dólares termosellados en el depósito de un administrador de los Kirchner. Se trata de Mario Balado, uno de los responsables de las propiedades de Máximo y Florencia Kirchner en Río Gallegos.

El hallazgo del dinero fue en julio, informó TN, mientras familiares de Marcela López, la mujer desaparecida, hacían un relevamiento en la vivienda. En ese momento perros adiestrados reaccionaron y el abogado de Balado amenazó con irse si entraban a la casa. En el lugar estaba José Luis Balado, tío de Mario y expareja de la mujer desaparecida.

En ese momento, la hija de López ingresó a la propiedad y vio cajas que abrió el adiestrador de los perros, Carlos Herrero. Dentro había dólares termosellados con el logo del Banco Nación.

El abogado explicó que dejaron los billetes en su lugar y que hicieron una presentación ante la jueza Valeria López Lestón, prima segunda de Néstor Kirchner y de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner y pidió que se haga un allanamiento en el lugar. La magistrada ordenó la medida pero exceptuó del procedimiento a la vivienda, y fue separada de la investigación.

“Hicimos una presentación ante la jueza pidiendo un allanamiento. Esta ordenó la medida pero no hizo extensivo el allanamiento a la casa donde la noche anterior encontramos las cajas con dólares y además, en ese momento, José Luis Balado me recriminó que si no me iba de ahí me iba a cagar a trompadas”, afirmó el abogado Jorge Trevotich.

El abogado y familiares de la mujer desaparecida se instalaron en las cercanías de la vivienda ante la posibilidad de que se retiraran las cajas del inmueble. Más tarde, un grupo de personas las sacaron y se las llevaron en auto, lo que quedó grabado por la querella que pidió que este material se incorpore a la causa.

Mario Balado y Matías Bezi son representantes de los hijos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner como administradores del condominio que nuclea a las propiedades producto de la sucesión del expresidente Néstor Kirchner, “Condominio Máximo Carlos Kirchner y Florencia Kirchner”.