Continúa en estado reservado el hombre que fue apuñalado ayer en el microcentro de la ciudad de Río Cuarto, en un episodio que también tiene el saldo de dos personas detenidas, según dijeron voceros policiales.

La víctima es Marcelo Molina, de 47 años, quien se desplomó en la vereda de un local comercial, en la esquina de General Paz y Rivadavia, tras sufrir una herida de arma blanca, en la tarde de este jueves, por lo que debió ser internado en el Hospital San Antonio de Padua, donde permanece en estado reservado.

Según las primeras investigaciones, el hombre de 47 años habría sido herido en una riña con una pareja, que fue detenida por la Policía de Río Cuarto, en pleno centro de la ciudad.

Presuntamente, el primer escenario de este episodio de sangre fue una pensión de la calle Rivadavia 158, donde se habría iniciado una discusión por el presunto robo de un teléfono celular, que luego continuó en la calle, donde el herido fue perseguido por la pareja hasta que cayó herido en la calle, dejando una gruesa mancha de sangre.

Los detenidos fueron identificados como Jerónimo González, de 43 años y una mujer de 30, de apellido Cuello, a los que se les secuestró un cuchillo de cocina, que habría sido usado por ella en el ataque.

Por su parte, Molina llevaba consigo una cuchilla de carnicero y una cadena, que dejó tirados en la vereda frente al local comercial, donde se desplomó.

“De la investigación se puede establecer que al menos dos personas estarían relacionadas con el hecho, son aprehendidas, están a disposición del Ministerio Público Fiscal y se están ampliando las actuaciones a los efectos de establecer las circunstancias”, dijo el comisario Jorge Olguín, a diario Puntal.