Siguen las novedades en torno a un hecho de sangre ocurrido en Río Cuarto, que tiene como imputado al dueño de un local comercial quien habría sido el autor del disparo que acabó con la vida de un muchacho, en lo que sería otro caso de autodefensa en la provincia de Córdoba.

// Mirá también: investigan si no murió cuando iba a robar, en Marechal.

El comerciante está imputado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego pero fue puesto en libertad este domingo, por decisión del fiscal Fernando Moine, quien busca establecer en qué circunstancias sucedieron los hechos, en la noche del sábado.

En tal sentido, Moine quiere saber si la víctima iba armada al momento de recibir los disparos letales, que habrían surgido desde el interior de un local comercial que vende celulares, cuyo propietario está imputado, pero en libertad ya que no existe riesgo procesal.

// Mirá también: otro comerciante se defiende de los ladrones, en La Calera.

La víctima es identificada como Antonio Villegas, de 30 años, quien junto con compañero habrían intentado asaltar en el negocio de calle Luis Pasteur al 500 y minutos después cayó herido de muerte sobre la vereda en Oncativo al 100.

“A partir de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia, que estableció las pautas que deben tener en cuenta los fiscales a los fines de ordenar una detención, ha establecido que el principio rector es el de la libertad y el de la excepción el de la detención”, explicó el fiscal en declaraciones a Puntal.