Un nuevo escándalo salpica a la Policía de la provincia de Córdoba, esta vez en Río Cuarto con el caso de un agente que fue encontrado manejando un auto robado y que podría quedar preso en las próximas horas, por el fiscal de instrucción de Primer Turno, Pablo Javega.

El grave episodio podría desembocar en la prisión preventiva del agente de Policía, Franco Benvenutto, quien habría intentado evadir un control policial a bordo de un Peugeot 208 sobre el que existe pedido de captura, contaron voceros judiciales a Puntal.

Benvenutto cumplía tareas en la localidad de Reducción y fue detenido el 14 de enero, cuando se conducía en el vehículo en cuestión.

Junto con él fueron detenidas otras cuatro personas y el caso está ahora en manos del fiscal Javega, quien llevaba a su cargo la denuncia por el robo del auto, desde noviembre.

El agente está imputado por los presuntos delitos de robo calificado y encubrimiento y se sospecha que hay un vínculo que lo uniría a los otros detenidos, en la supuesta comisión de delitos contra la propiedad.

El 14 de enero, Benvenutto intentó esquivar un control policial en Río Cuarto, pero chocó el auto en calle Tejerina Norte y fue alcanzado por los policías que lo perseguían.

Para complicar más la situación, se descubrió que la patente que llevaba el Peugeot pertenecía en realidad a un Ford Ka, registrado en provincia de Buenos Aires.