En plena investigación sobre el crimen del kiosquero Luis Eduardo Díaz (71), la familia de la víctima será querellante en la causa. Así lo confirmó Alina Díaz, la hija del hombre asesinado en su despensa de la ciudad de Río Cuarto.

En diálogo con LV16, la mujer señaló: “Yo voy a ser querellante porque quiero justicia plena”. En este sentido, remarcó que no quiere “ni 10, ni cinco, ni ocho años” para los detenidos, sino que busca “justicia de verdad”.

Caso que sería un homicidio en Rio Cuarto. En Río Grande al 600, frente al anfiteatro Opus Costanera de la ciudad. (Tomy Fragueiro/ La Voz)

Cabe destacar que ya hay una pareja detenida por el homicidio de Luis Díaz, registrado el pasado 10 de noviembre. Se trata de Rubén Gigena, de 18 años, y Micaela Beatriz Espinosa, de 23 años, quienes habrían matado al kiosquero con una barra de hierro.

Inexplicable la saña con la que lo mataron. A ella mi papá la conocía, sino nunca le hubiera abierto la puerta”, consideró la hija de la víctima.