En Río Cuarto las autoridades sanitarias evalúan que volverían a crecer los casos de coronavirus en los próximos meses, en el marco de la llamada segunda ola, que podría traer un nuevo pico de contagios en el Imperio, para dentro de dos meses.

En tal sentido, Lucas Stefanini, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Municipio, ha dicho que se preparan ante la perspectiva de esta nueva ola, pero interpretó que no será fácil ordenar restricciones totales a las actividades: “estamos preparados para la segunda ola. Hasta hace unas semanas uno veía un aumento en el número de casos y hoy estamos en 20 o menos por día, lo que marca una situación más tranquila”, comentó en declaraciones a Puntal.

“Calculamos que en dos meses podría estar empezando el pico de casos, pero es cierto que hay veces en las que el comportamiento del virus se da de una manera diferente a la que pensamos. El año pasado, por ejemplo, el pico se esperó temprano y llegó en agosto y septiembre”, expresó Stefanini.

Seguidamente y ante las posibles marchas atrás hacia una nueva cuarentena, el funcionario se sinceró y admitió que “no va a haber muchas posibilidades de aplicar cuarentenas exigentes como las que hicimos al comienzo de la pandemia. No creo que eso sea posible porque pienso que la población no las va a acompañar, como hemos visto en otras provincias”, sostuvo en una clara referencia a lo ocurrido en Formosa, hace unas pocas semanas.

No obstante estos dichos, el funcionario dejó entrever que sí analizan algunas medidas al expresar que “seguramente habrá restricciones parciales”, anticipó y cerró alegando que “dependerá de cómo evolucione la cantidad de casos para ver si es necesario volver algún tipo de aislamiento, como sucedió en países como Italia”.