Lo condenaron nueve años después del hecho. Le dieron tres años de prisión condicional.


El 6 de octubre de 2011, un policía ingresó un vivero, ubicado en calle Isabel La Católica al 1049, de la ciudad de Río Cuarto, buscando plantas de interiores para hacer un regalo.

Se sospechaba que funcionaba paralelamente, como “vivero” de marihuana. Es por esa razón que un efectivo de la Policía Federal que simuló ser un cliente casual, ayudó en la investigación para que finalmente, nueve años después, Marcos José Vargas de 65 años pueda ser condenado por venta de droga.

El efectivo que ingresó escuchó la conversación de Vargas con un joven de 21 años donde se referían al tamaño de las plantas de marihuana. Además pudo observar como el dueño del lugar le mostraba plantines de cannabis sativa al adolescente.

La investigación se profundizó y otro efectivo, nuevamente haciéndose pasar por un cliente del vivero, observó a un hombre que mantuvo otro diálogo sospechoso con Vargas acerca de “eso”, como le denominaban en palabra calve a la “marihuana”.

Transcurrió el tiempo y el primer policía que simuló ser un cliente volvió al vivero y le preguntó a Vargas cuál era el precio de los plantines de marihuana. “No, esos no los vendo. Son a pedido para unos clientes”, le respondió.

Dos días después, el vivero de Vargas y una casa fueron allanadas, y se secuestraron 36 plantas de cannabis sativa. La vivienda del hombre también fue allanada. En el patio se encontraron otros 24 plantines, 12 plantas y el DNI adulterado de Vargas.

Juicio abreviado y pena​

El fiscal general ante el Tribunal Oral Federal N°1, Maximiliano Hairabedian, y la defensa acordaron un juicio abreviado.

El fiscal pidió que una pena de cuatro años por el delito de “siembra y cultivo de plantas para producir estupefacientes y “tenencia de plantas para producir estupefacientes con fines de comercialización”. El defensor, en cambio, solicitó tres años de prisión en suspenso.

El juez, Jaime Díaz Gavier (en un fallo unipersonal), lo condenó, finalmente, a tres años de prisión condicional, por “tenencia de plantas para producir estupefacientes, con fines de comercialización”, y a pagar 350 pesos de multa.

*Foto: Policía de Córdoba




Comentarios