Ocurrió en Río Cuarto y la propietaria y sus dos hijos salieron ilesos.


La explosión de un teléfono celular ocasionó fuego y destrucción en una vivienda de Río Cuarto, pero por fortuna no afectó a sus ocupantes, quienes pudieron ponerse a salvo de las llamas.

El siniestro ocurrió en un domicilio de la calle Ituzaingó al 200 y tanto la mujer, de 26 años, como sus hijos de 3 y 7 lograron salir ilesos.

Según relató María Córdoba, el fuego se inició por la explosión del celular cuando se estaba cargando sobre una de las camas y las llamas se propagaron con velocidad por la casa, provocando daños casi totales por lo que piden donaciones de ropa y calzados, sobre todo para sus niños.

Una primera versión de esta historia fue dada a conocer por Telediario, donde la mujer contó que estaban durmiendo cuando se inició el fuego: “me levanté y vi las llamas… si hubiese tardado un poquito más no sé qué hubiese pasado. Los niños están bien, pero asustados, obviamente”, dijo.

Semanas atrás en La Falda, un muchacho sufrió quemaduras en su cuerpo al estallar su celular mientras dormía.




Comentarios