Perdió el tridente, pero lo abonó. El dueño del comercio confirmó que lo entrego un día tarde y que estaban preocupados.


La insólita historia que involucra a un remisero de Paraná y un “Diablo” de Río Cuarto no para de generar capítulos cada vez más hilarantes y dignos de una comedia de Netflix.

Es que se conoció que el hombre que estafó al trabajador del volante que lo trasladó desde esa ciudad al sur de la provincia de Córdoba finalmente devolvió este jueves el disfraz de Belcebú que había alquilado para la fiesta en Entre Ríos.

Cabe recordar que el sujeto fue denunciado por el remisero por no pagarle el viaje, estimado en unos 15 mil pesos.

Los que habían comenzado a preocuparse luego de que la historia se hiciera nacional fueron precisamente los dueños del comercio que le alquiló el disfraz porque tampoco lo devolvía.

Pero, finalmente se presentó y pagó hasta el tridente que había perdido vaya uno a saber en qué condiciones, señala Puntal.com

El hombre de Río Cuarto denunciado por el remisero tiene 38 años y cuando tomó el vehículo intentaba alcanzar supuestamente el colectivo que lo trasladaba a su ciudad natal.

Por esta razón, el trabajador del volante no le cobró por adelantado una parte (lo que suele ser una regla en este rubro) e intentó de que alcanzar al vehículo donde supuestamente estaban sus pertenencias, incluida la plata para pagarle.

Durante todo este tiempo, el hombre nunca se sacó el disfraz, sólo lo hizo cuando ambos llegaron a Río Cuarto y se dirigieron hacia un domicilio para buscar la plata del viaje.

De allí salió sin disfraz pero tampoco sin dinero por lo que le pidió al remisero ir hacia otro sector de la ciudad. Cuando el hombre se detuvo para cargar gas, su pasajero se fue del lugar sin pagarle un peso.

Fue en ese marco que el remisero, identificado como Ricardo Mirko Pérez, realizó la denuncia en la Unidad Judicial N° 1.




Comentarios