Una joven madre de 24 años denunció a su ex pareja por violencia de género. La mujer contó que el hombre de 25 años, la roció con nafta a ella, que se encuentra cursando un embarazo de 6 meses, y logró prender fuego mientras el hijo de 5 años que comparten, se encontraba durmiendo en la habitación.

La mujer, que reside en Villa Pegoraro en Resistencia dio a conocer el episodio a través de las redes sociales. “Se los cuento porque si intenta de nuevo quemarme viva y embarazada con un hijo de 5 años, no voy a poder hablar más”, dijo.

La denuncia fue realizada en la comisaría Undécima de Resistencia el domingo 15 de noviembre. En el informe policial, María Julia relata que convivió durante 8 años con Raúl David Soto, conocido como “Toni” y que “por diferencias en la convivencia y celos de parte de él, hace una semana que se separaron”. El hombre abandonó la vivienda que comparten en un terreno donde también vive la padre del agresor.

El sábado 14, la denunciante y dos amigas se encontraban en la vivienda cuando “Toni” se presentó “muy ofuscado y en tono agresivo”. “Estuvo averiguando con familiares y amigos quienes estaban conmigo. Lo tenía todo planeado y tengo prueba de ello”, relató Maria Julia a través de las redes sociales.

Tras abrirle la puerta de la casa, “Toni” la roció con un líquido que se presume sería nafta, cita la denuncia policial. Seguidamente, comenzó a agredirla físicamente con patadas sobre su cuerpo que la hacen caer y “comenzó a rociar el líquido sobre unos muebles, un sillón de algarrobo y otros muebles que prende fuego, iniciando un incendio dentro de la casa”, denuncia Maria Julia.

“Se quedó ahí terminado de quemar, donde tengo un pequeño emprendimiento de ropas y lencería, luego se me acercó insultándome, muy sacado, como de costumbre, y me bañó en nafta y a una de mis amigas también; gracias a Dios la otra estaba afuera, vio la situación y lo sorprendió de espalda dándonos tiempo en ese forcejeo de volver a entrar entre las llamas envolverlo a mi hijo con una sábana y poder escapar por el medio del fuego. Desesperada seguí corriendo hacia mis amigas a la esquina, corriendo sin mirar atrás, que lo tenían a mi hijo envuelto en las sábanas muy asustado, temblando, la casa estaba ardiendo”.

Luego, según consta en la denuncia y explica la joven en su publicación en redes sociales. Cuando llegó la Policía lo encontraron “en pleno acto” y lograron detenerlo en el lugar.

Sin embargo, María Julia remarcó: “no estoy segura, no tengo a donde ir. Mi vida corre riesgo y él puede salir en libertad”, y explicó que este martes debería ser entrevistada por el fiscal del caso para establecer si el denunciado continúa preso.

“Si aparezco muerta no fue un accidente, no me quise matar ni tenía nada, sólo un ex que me atemorizaba todo el tiempo, que si no estaba con él no iba a estar presente con nadie. Está obsesionado conmigo, que nos quiere asesinar. Si me pasa algo no fui yo, no fue un descuido, si no aparezco más no fui yo, no quise desaparecer”, cerró el descargo la joven.

Para asesoramiento, consultas y denuncias, las víctimas pueden comunicarse durante las 24 horas a las líneas provincial 137 y nacional 144, a la guardia de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros 0362-4970852, o al Centro de Atención de Víctimas de Violencias 0362- 4747247 y 4452585.