El gobierno del Chaco, a través del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, construirá más de mil viviendas en diferentes localidades de la provincia. Esto será posible gracias a las gestiones realizadas por el Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Viviendas quien acordó la ejecución de 1.128 viviendas, de un paquete de 2.700, en Resistencia, Presidencia Roca, Las Garcitas, Colonia Benítez y Machagai.

La distribución de las viviendas será de la siguiente manera: 1000 estarán ubicadas en la ciudad de Resistencia, 40 en Presidencia Roca, 20 en Las Garcitas, otras 20 en Colonia Benítez y 48 en Machagai.

Las obras se estarían licitando en las próximas semanas, con un plazo de 18 meses de ejecución para la construcción de las viviendas.

En Resistencia, las viviendas serán construidas en el predio del campo de tiro federal, en alrededor de 100 hectáreas donde las urbanizaciones se irán proyectando considerando el diseño urbano y la planificación, y la ubicación no sólo de las viviendas sino también de los servicios, escuelas, hospitales, comisarías y espacios verdes.

“Logramos algo que hace tiempo no pasaba en el Chaco” expresó el titular de IPDUV, Diego Arévalo, y agregó que “este número de viviendas va a tener un impacto muy fuerte, no sólo cubriendo el déficit habitacional sino también en lo relacionado con la reactivación económica y el empleo”.

Los proyectos son habilitados a medida que son finalizados, con el objetivo de que las familias chaqueñas puedan acceder a las inscripciones, y quienes se hayan anotado puedan actualizar su inscripción. Además, quienes no se hayan inscripto pueden hacerlo a través del Link https://ipduv.chaco.gob.ar/viviendas/.

Con respecto al sistema de adjudicación del organismo Arévalo expresó que “el objetivo del Instituto es tener sorteos públicos para que la gente sepa que aquel que llega a la vivienda lo hace porque cumplió con los requisitos y al mismo tiempo, porque tuvo la dicha de salir beneficiado en el sorteo”.

Sumado a esto, el titular afirmó que “queremos dar privilegio a aquellos que están hace más años inscriptos, que cuentan con alguna discapacidad y que deban cubrir una necesidad urgente e inmediata. Con esta metodología, queremos garantizar que el acceso a la vivienda sea transparente y que todos tengan la misma oportunidad”.

Paralelamente, el IPDUV trabaja en la presentación de propuestas para generar soluciones habitacionales, ya que tiene como objetivo reiniciar y terminar la construcción de más de 4.000 viviendas paralizadas en toda la provincia. Actualmente, se están realizando trabajos de reactivación en Machagai, Presidencia Plaza, La Clotilde y Sáenz Peña y de manera simultánea, también se están finalizando la construcción de viviendas en localidades como Villa Ángela, Santa Sylvina, Charata, Castelli, Espinillo y Miraflores.