El Tribunal Oral Federal de Resistencia condenó hoy a 15 años de prisión al ex comisario Luis Alfredo Chas, como participe secundario en la Masacre de Margarita Belén ocurrida el 13 de diciembre de 1976.

“Este fallo viene a culminar todos los juicios que sucedieron con motivo de la Masacre de Margarita Belén. Viene a traer justicia después de 45 años”, señaló el abogado querellante de la Secretaría de Derechos Humanos y Género Duilio Jorge Ramírez.

Resuelta por los jueces Juan Manuel Iglesias, Lucrecia Rojas de Badaro y María Delfina Denogens, la condena llega tras una larga espera. Hay que recordar que, en 2011, Chas fue injustamente sobreseído en el juicio principal por la matanza de presos políticos a pesar de que se acreditó su participación por lo que aquella sentencia fue apelada y revocada por la Cámara Federal de Casación Penal que ordenó que se dicte una nueva. Este juicio se logró tras la apelación del Estado chaqueño quien fue querellante en la causa a través de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros.

En el mediodía de este 30 de abril, “la sentencia llegó tras los alegatos, tanto de la acusación, querella o fiscalía como de la defensa y el pedido de condena del señor chas por su participación en calidad de partícipe secundario en los 11 homicidios acreditados durante la Masacre de Margarita Belén y en las 4 desapariciones forzadas que ocurrieron ese mismo día”, señaló Ramírez.

“El fallo condena a Chas por su responsabilidad en el homicidio agravado por alevosía y por el número de víctimas en 11 hechos y por la privación ilegítima de la libertad y la desaparición forzada de personas en 4 hechos a la pena de 15 años de prisión e inhabilitación absoluta perpetua”, agregó el abogado de la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros de la provincia.

“La masacre de Margarita mostró el enfoque regional de la represión”

Nayla Bosch, la subsecretaría de Derechos Humanos, destacó como un hito histórico la sentencia al ex comisario. “La causa Margarita Belén, y Chas como parte de la misma, es fundamental para el proceso de juzgamiento de los delitos de lesa Humanidad en la provincia. Es donde se juzga a los responsables de la Masacre”, señaló.

Para la funcionaria, la Masacre de Margarita Belén mostró “el enfoque regional de la represión, juzgar estos delitos bajo un proceso profundamente democrático y ser querellantes desde el Poder Ejecutivo provincial es fundamental para consolidarnos como Provincia que dice Nunca Más, para insistir en que el Chaco juzga a los genocidas, es recuperar la lucha de los y las 30.000 y de los organismos de Derechos Humanos”, manifestó Bosch.