En la mañana de este 10 de diciembre en la ciudad de Posadas Misiones, se llevó adelante en los Cementerios La Piedad y Tierra Santa, la exhumación e inhumación de Manuel Parodi Ocampo y Luis Arturo Franzen, asesinados en la Masacre de Margarita Belén y cuyos cadáveres fueron intercambiados al momento de ser entregados a sus familias en cajones cerrados en 1976.

Estuvieron presentes familiares de las víctimas, amigos, militantes del movimiento de DDHH y de organizaciones sociales, y la jueza Federal de Resistencia Zunilda Niremperger.

Este cambio de los restos fue confirmado en noviembre de 2019 luego de una serie de análisis realizados en el año 2017, a raíz dudas por parte de las familias Parodi Ocampo y Franzen, la Fiscalía Federal de Resistencia y la Unidad de Búsqueda de la Secretaría de DDHH del Chaco solicitaron las exhumaciones y el cotejo de las identidades por parte del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Víctima de la Masacre de Margarita Belén.

Siguiendo la base de datos del Registro Único de la Verdad, a la fecha se contabilizan 8 de participación del Equipo de Antropología Forense con un resultado positivo en la identificación de asesinados o desaparecidos en la provincia del Chaco. En el año 2007 el EAAF corroboró la identidad de Emma Cabral por medio de las huellas dactilares que habían sido asentadas en los registros “oficiales” en los cuales aparecía como NN.

El 13 de abril del año 2009 el Tribunal Oral Federal de Resistencia restituyó la identidad a uno de los restos exhumados como NN en el Cementerio de Resistencia en el año 2007: se trata de Alcides Bosch, identificado mediante la verificación de las huellas dactilares y ADN.

El 27 de agosto de 2010 el Tribunal Oral Federal de Resistencia restituyó los restos de Luis Díaz, identificado por ADN, a su hijo Martín y a su compañera Norma Cajal. El 12 de noviembre de 2014 el EAAF informó que la identificación de los restos exhumados como NN el 28 de junio de 2006 en el cementerio de Empedrado de la provincia de Corrientes correspondían a Julio Andrés “Bocha” Pereira.

Emotivo acto de restitución de los cuerpos de Luis Franzen y Manuel Parodi Ocampo a sus familiares.

En febrero de 2018 fue confirmada la identidad de los restos pertenecientes a Carlos Zamudio, quien fuera asesinado también en la Masacre de Margarita Belén. El 6 de septiembre de 2018, se identificó otro cuerpo que estaba enterrado en una tumba NN en el Cementerio de Empedrado (Corrientes), Carlos Tereszecuck y sus restos fueron entregado a su familia a mediados de ese mes.

Finalmente, en el mes de noviembre de 2019 se comprobó a través de estudios genéticos la identificación de Manuel Parodi Ocampo y Arturo Franzen y comprobar así que se encontraban cruzados en sus sepulturas.

El Equipo Argentino de Antropología Forense además trabajó en el Chaco en diversas exhumaciones de restos de víctimas que estaban identificadas pero cuyas circunstancias y causa de muerte debían ser determinadas, relevando heridas de armas de fuego en huesos, fracturas y otras lesiones, así como búsqueda de proyectiles en el cuerpo. Estos análisis se realizaron en 2007 en varios de los cadáveres de víctimas de la Masacre de Margarita Belén, en 2014 analizaron los restos de Pablo Martinelli y en 2015 intervinieron en los casos de los dirigentes de Ligas Agrarias Carlos Piccoli y Eduardo “Ñaro” Gomez Estigarribia. En cada una de sus intervenciones el aporte científico del EAAF fue clave en la reconstrucción de la mecánica de los homicidios.