El Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que parte de los restos que en un primer momento se señaló que correspondían a Maira Benítez, la joven de Villá Agela la cual se encuentra desaparecida desde hace cuatro años, finalmente pertenecen a un hombre.

Así lo confirmó en la mañana de este lunes la madre de Maira, Antonia Morante, quien aseguró que “esto confirma las dudas que yo tenía”. Más allá de esto dijo que con su abogada, Silvina Cantero, “esperamos el informe de los otros resto que aún quedan por ser analizados”.

Respecto a sus dudas, Morante dijo, en diálogo con Chaco TV, que estas comenzaron cuando le quisieron entregar los restos sin darle el resultado del ADN. “Por este motivo no los quise recibir y con estos resultados nos notifican e informan que no pertenecen a Maira”, mencionó.

Respecto al accionar de la Justicia provincial, Morante recordó que el procurador General de la provincia, Jorge Canteros fue quien me dio los informes que donde se aseguraba que los restos eran de Maira “y ahora resulta que no son”.

“El procurador me preguntaba acerca de porque que dudaba de los peritos”, recordó.

Ante esto la madre de la joven se preguntó: “Qué tiene para decirme la Justicia”.

Ante esta situación, Morante no dudó en señalar que Rodrigo Silva, el único de los imputados condenado, “sabe la verdad y no puedo entender por qué no habla”.

“Fue la última persona que estuvo con Maira y mi pregunta es si está cubriendo a alguien más”, mencionó.