Polémica en Chaco por autorizar el uso de teléfonos celulares, computadoras o tablet a personas que se encuentren detenidas en comisarías y dependencias del Servicio Penitenciario y de Readaptación Social de la provincia. La medida fue comunicada por el Ministerio de Seguridad y Justicia provincial en la resolución 676.

“La utilización de dispositivos móviles en las dependencias policiales y penitenciarias ha venido a facilitar y promover el acceso a la educación, a la información, a la consolidación de vínculos familiares y afectivos, al acceso a derechos culturales, entre otros”, detallan desde el Comité de Prevención de la Tortura del Chaco.

Vale aclarar que los dispositivos no serán dados por el Estado, sino que pertenecerán a la persona detenida; y el mismo deberá estar registrado. Al mismo tiempo, se detalla que los dispositivos podrán ser incautados o ser causales de actuaciones administrativas o denuncias penales, si los reclusos lo usan de manera indebida.

“Los dispositivos han contribuido a la prevención directa de casos de torturas o malos tratos, así como al acceso de justicia, y a posibilitar el contacto directo de las personas privadas de libertad con los mecanismos de protección de Derechos Humanos”.